ESCAPADA EN PAREJA

Hacía muchísimo tiempo que no hacíamos una escapada solos. Desde que nació Aitana, siempre hemos viajado los tres juntos, además nos encanta viajar en familia, pero no os vamos a negar que nos hacía falta desconectar, estar los dos solos, tranquilos, sin tener que estar pendiente de nadie más que de nosotros.

Aprovechando que el 7 de julio fue mi cumpleaños, Fran me regaló una escapada de fin de semana a Extremadura, en un sitio muy bonito, pero como en Portugal se había quedado enganchado de la espalda, nos pareció un viaje demasiado largo, así que lo cancelamos y empecé a buscar otras opciones, además de que, si os soy sincera, no me hacía ninguna gracia irme a tantas horas de viaje de mi pequeña y más siendo la primera vez que la dejaba.

No sabía si elegir playa o sitio rural, dudé bastante porque me encanta el mar, pero ahora en verano demasiada gente, así que al final me decanté por un balneario en la provincia de Zaragoza , ya que es una zona preciosa en la que a parte de poder relajarnos en el balneario, tenía cosas que ver como el Monasterio de Piedra. Además estábamos un poco agobiados por el calor de Valencia y nos apetecía algún sitio más fresco.

VIERNES 27 DE JULIO 2018

Sobre las 10:00h salimos de casa y nos fuimos a Vila-real a dejar a Aitana en la escuela de verano, ya que habíamos quedado con nuestros amigos Sara y Pablo que la recogerían por la tarde y estaría con ellos todo el fin de semana. En cuanto dejamos a Aitana, pusimos rumbo a nuestro destino, Jaraba, parando primero en Barracas a almorzar ya que con las prisas no habíamos comido nada. Siempre que vamos dirección Teruel paramos en Barracas a comer, almorzar o simplemente tomar algo, en el Bar Rte. Hostal Norte. Un Rte dónde se come muy bien e incluso donde podéis comprar en su carnicería productos característicos de la zona.

Aquí os dejamos el pedazo almuerzo que nos tomamos, pero que no pude terminarme.

Después continuamos la marcha, pasando por Molina de Aragón, ciudad de la provincia de Guadalajara, en la que podréis encontrar un majestuoso castillo asentado en la falda del monte que se eleva por encima de la población.

Disculpad la calidad de la foto, pero al no parar para hacerla, sale el reflejo del cristal.

Os dejo la información para el acceso al castillo por si alguna vez queréis visitarlo.

Seguimos nuestro camino, pasando por unos cuantos pueblos rurales de la provincia de Guadalajara, que ahora en verano se llenan de alegría, por la vuelta al pueblo de la descendencia de sus habitantes que un día tuvieron que salir del pueblo en busca de trabajo.

Os dejo una foto de nuestro paso por el pueblo de Tartanedo ( Guadalajara ).

Y aquí otra de nuestro paso por Labros ( Guadalajara ).

Nuestra siguiente parada, fue el pueblo de Mochales, pueblo de mi familia paterna, de echo mi padre se había venido con nosotros con la intención de pasar el fin de semana aquí con varios de sus hermanos, así que comimos en casa de mi tía, estuvimos un rato charlando y sobre las 17:00h, Fran y yo salimos dirección a nuestro destino, Jaraba.

A la vuelta, nos daremos un paseo por Mochales para que Fran conozca el pueblo de mi padre y del que tantos recuerdos bonitos guardo de pequeña ya que solíamos venir a ver a mis abuelos varias veces al año y me lo pasaba en grande jugando con mis primos con la bici, subiendo al monte o bañándonos en el río.

La carretera por todos estos pueblos rurales, una vez pasas Molina de Aragón y llegas a Rueda de la Sierra para ir dirección a Mochales, es de un solo carril sin arcén, por eso hay que circular con mucha precaución, despacio para que en caso de cruzarse con otro vehículo, poder apartarse y pasar.

El paisaje desde Mochales hasta Jaraba, es precioso, la carretera pasa por el cañón del río Mesa, en muchos tramos cerquita del río. Si os gusta la escalada disfrutaréis de unas montañas con paredes verticales increíbles y si os gustan las aves, podréis observar buitres.

Un poco antes de llegar a Jaraba, nos encontramos el Santuario de la Virgen de Jaraba, levantado en el siglo XVIII en un escarpe a la entrada del barranco de la Hoz Seca.

Siguiendo la carretera, a 2,5km, llegamos a nuestro hotel, el Balneario Sicilia. Aparcamos en el parking gratuito al aire libre situado enfrente del hotel, cogimos la maleta y nos dirigimos a recepción a hacer el check-in. La habitación que nos dieron fue la 404, situada en la cuarta planta  y con un balcón con vistas al río Mesa, aunque apenas se veía a causa de los árboles. No hicimos foto de la habitación pero para que os hagáis una idea, os dejamos una foto sacada de internet. No era exactamente igual ya que la nuestra tenía cama matrimonial.

Teníamos un baño completo con ducha, en el balcón había una mesa de con dos sillas y un tendedero en la pared.

Dejamos la maleta y nos dirigimos a la recepción de la zona de bienestar para reservar hora en la piscina termal. Nos dijeron que podíamos acceder todos los días de 10h a 14h y de 17h a 21h, excepto los sábados que había que reservar, así que reservamos a las 20h ya que de 20h a 21h era la hora sin niños y ya que habíamos ido a desconectar, lo preferíamos.

Bajamos a la cafetería ya que teníamos incluido en nuestra estancia un cóctel de bienvenida, así que nos fuimos a refrescarnos.

Después salimos a dar una vuelta por el río y el pueblo. El hotel tenía servicio gratuito de bicicletas, así que después de tantos años sin montarnos en una, no nos lo pensamos dos veces. Nunca había visto a Fran montando en bicicleta, la verdad que fue una experiencia muy divertida. Nuestro recorrido fue, desde el Balneario Sicilia al Serón por un camino que hay siguiendo el curso del río. La distancia entre uno y otro no serán más de 500 mts, pero es un recorrido precioso. Os dejamos algunas fotos.

 

Esta es la entrada al Balneario Serón. Enfrente tiene una pequeña capilla y la piscina al aire libre.

Seguimos nuestra mini ruta en bicicleta, adentrándonos en el pequeño pueblo de Jaraba y saliendo a la carretera para volver hacia el balneario. Eran casi las 20:00h así que dejamos las bicicletas y subimos a la habitación. Fran se dio una ducha y se puso a trabajar, que aunque había dicho que en este viaje no se llevaría el ordenador yo sabía que eso no sería así ya que tenía varios competidores en EEUU a una semana de competir y tenía que atenderles. Yo me puse el bikini, cogí el albornoz, el gorro y me fuí a relajarme un poco a la piscina termal. Os dejo una foto de la piscina.

Por debajo del puente de madera que veis en la foto se accede a la piscina exterior en donde el agua estaba a mejor temperatura ya que para mi gusto la temperatura de la piscina interior estaba demasiado caliente para el calor que hacía.

A parte de la piscina termal, que en nuestro caso entraba dentro del precio de la habitación, podéis disfrutar del Jardín Termal.

El recorrido del Jardín Termal incluye: canales flebotánicos, piscina de flotación, piscina de relajación, biosauna, tema de aromas, ducha de contraste y baño japonés. ( 1 h 20 min. aprox. )

Para disfrutar del Jardín Termal, el Hotel ofrece un Bono de Regalo que incluye: recorrido por el Jardín Termal, degustación de surtidos ibéricos y vino de la zona, todo por 100€  ( para dos personas ).

A la próxima que vayamos seguro que cojo ese bono, ya que me quedé con las ganas. No lo hicimos simplemente por desconocimiento  ya que lo había visto en fotos pero pensaba que nos entraba todo en el precio y cuando fuimos a la recepción termal tampoco nos explicaron esta opción. Les tuve que decir yo que me informasen de los masajes que tenían, etc, pero no me dijeron nada de los baños.  Nos imaginamos que se pagaban a parte porque en unas vitrinas que había en el largo pasillo del hotel, vimos lo del bono.

Siguiendo con la historia, estuve casi una hora y ya me subí a arreglarme para irnos a cenar. El Balneario tiene restaurante, así que bajamos a cenar al comedor. Teníamos la opción también de ir al Balneario Serón en donde por 15€ puedes cenar tipo buffet, pero preferimos quedarnos en el restaurante del Sicilia. La cena constaba de menú con tres platos a elegir de primero, tres platos a elegir de segundo, terminando con una selección de postres, todo por 25€ por persona.  Os dejo una imagen de mi segundo plato.

En cuanto acabamos de cenar nos fuimos a dar un paseo por los alrededores del balneario ya que justo ese día había eclipse lunar, pero apenas pudimos ver nada. Se veía la luna con un color rojizo, pero muy difuminada, tanto que nos costó localizarla.

Y ya después del corto paseo nos fuimos a descansar ya que a lo tonto se nos habían hecho casi las 00:00h y al día siguiente queríamos irnos al Monasterio de Piedra.

SÁBADO 28 DE JULIO 2018

Que bien hemos dormido. Así da gusto.

Nos acostamos con la puerta del balcón cerrada, pero al cabo de un rato Fran empezó a quejarse que porque habían apagado el aire acondicionado, así que abrimos la puerta y enseguida lo entendió, se estaba genial, incluso tuvo que taparse de madrugada.

Bien descansados y con las pilas cargadas, nos levantamos y fuimos al comedor donde servían el desayuno buffet, que era el mismo en donde cenamos la noche anterior.

El desayuno, muy bien, bastante completo. había: zumos, leche, café, fruta, yogures, bollería, huevos revueltos, embutidos y fiambres, mermeladas, variedad de panes,etc.

En cuanto acabamos de desayunar nos subimos a la habitación a coger los bolsos y pusimos rumbo a Nuévalos que está a 18 km del Hotel.

 

Por el camino paramos en la ermita de la Virgen de San Daniel, desde donde había unas vistas muy bonitas a la desembocadura del río Mesa en el embalse de la Tanquera.


Estuvimos un ratito allí observando el paisaje y haciéndonos alguna foto.

Después de estar un ratito allí disfrutando del sonido de los árboles, el agua y los pájaros, continuamos la marcha hacía el Monasterio de Piedra. Llegamos sobre las 11:00h de la mañana y ya había bastante gente porque nos hicieron aparcar en el parking de más arriba. Compramos las entradas que valen 16 euros por persona ( adultos ) y está incluida la visita al parque natural, visita guiada al Monasterio Cisterciense del s. XIII y también exhibición de aves rapaces ( según temporada ). Si las compráis por internet os ahorraréis un 10%.

Antes de entrar en el parque, compramos agua en el restaurante que hay justo delante de las taquillas y ya nos dirigimos hacia la entrada en donde nada más entrar, unas chicas del parque nos hicieron unas fotos. Como nos gustaron, cogimos algunas.

Empezamos la visita al parque. El recorrido del parque natural, es de 5 km. Nosotros tardamos unas dos horas y media, pero estuvimos sentados contemplando el paisaje en varias ocasiones.

 

Os recomiendo que si vais con niños pequeños, no llevéis carrito porque vais a tener que llevarlo plegado y a cuestas en bastantes ocasiones.

Todo el parque en sí es precioso. Os dejamos algunas de las fotos que hicimos.

La cascada Caprichosa, ( foto justo debajo ) junto a la de la Cola de caballo con una caída de 50 mts, creo que son de las más bonitas del Monasterio de Piedra, la verdad que todas tienen su encanto.

Ésta que veis es la famosa cascada Cola de Caballo. El camino para acceder se llama Gruta Iris, inconfundible por la cola de gente que hay para acceder a ella.

En esta foto, a los pies de la cascada Cola de Caballo.

Para mí era la tercera vez en el Monasterio de Piedra. Tenía muchísimas ganas de volver ya que tengo muy bellos recuerdos de pequeña junto a mis padres y me apetecía muchísimo que Fran lo conociese también. Nuestra idea es volver cuando Aitana tenga unos 6 o 7 años que ya no se cansará tanto de andar.

Cuando salimos de la Gruta Iris, pasamos por las pesqueras en donde se crían truchas y llegamos al Lago del Espejo.

Desde aquí pudimos ver algún buitre en las montañas de enfrente.

Desde aquí empezamos a buscar la salida porque ya estábamos un poco cansados y con hambre. En nuestro camino hacia la salida pasamos por un parque infantil en donde hay una especie de kiosco donde venden bocadillos y bebida. Había bastante gente sentada, descansando y comiendo. Nosotros continuamos nuestro camino. Ahora nos tocaba subir las escaleras para acceder a la salida ya que al entrar en el parque habíamos tenido que bajar. Se entra por un sitio y se sale por otro pero no hay perdida ya que a parte de haber flechas que te van guiando, el recorrido te lleva solo.

En la salida estaban las chicas que a la entrada nos habían hecho las fotos con el buho, así que cogimos las tres fotos que más nos gustaron y fuimos directos al restaurante Piedra Vieja a comer que por suerte todavía no había demasiada gente y no tuvimos que esperar. Os pongo una foto del menú del día.

 

Cuando terminamos de comer serían casi las 15:00h así que como ya estábamos cansados y hacía calor decidimos irnos al hotel a descansar un rato. No vimos el Monasterio cisterciense,  pero yo ya lo había visto y a Fran le daba igual verlo. Os pongo una foto sacada de internet.

Os ponemos también esta foto de las vistas que se veían de vuelta al hotel.

Llegamos al Hotel y nos pegamos una buena siesta. Después bajamos a la cafetería a merendar. Fran se comió un bocadillo y yo una hamburguesa.

Cuando terminamos de merendar, cogimos las bicicletas y nos fuimos a dar un paseo hacia la otra parte del hotel que no habíamos visto todavía y recorrimos el parque que hay.

Después volvimos a recorrer la misma ruta del día anterior pero sin adentrarnos en el pueblo y regresamos al hotel. Fran tenía que trabajar un poco y yo me salí a la terraza. Teníamos a las 20:00h la hora para la piscina termal pero como yo ya había estado el día anterior y a Fran no le apetecía, no fuimos.

Nos arreglamos para ir a cenar y bajamos al restaurante. La cena de hoy la teníamos incluida en el precio de la estancia.

Cuando terminamos de cenar salimos a dar un paseo y nos sentamos en un banco a la orilla del río. Hoy al ser sábado había más ambiente que el día anterior. La terraza de la cafetería del hotel estaba llena de gente tomando algo,etc.

Nosotros preferimos estar tranquilos a orillas del río y cuando nos cansamos nos fuimos a dormir.

DOMINGO 29 DE JULIO 2018

Nos despertamos sobre las 8:30h y bajamos a desayunar. Nos pusieron en otro salón para repartir a la gente y que no hubiera demasiada gente en el desayuno.

Después de desayunar recogimos la maleta, hicimos el check-out y nos fuimos. Salimos tan pronto porque teníamos que pasar por Villel de Mesa a visitar a unos tíos míos y después quería enseñarle a Fran un Mochales. Así que eso hicimos, estuvimos un rato con mis tíos y después ya subimos a Mochales.

Nos dimos una vuelta por el pueblo que como es pequeñito, se ve pronto. Os dejo unas imágenes de la plaza y el palomar.

Estuvimos un rato tomando unas cervecitas en la placeta de casa mi tía, con mi primo César que subió con un amigo en bicicleta desde Villel, mi primo Dani, mi padre y mis tíos que andaban preparando la paella para comer. Cuando se fueron mi primo César y su amigo, comimos ya que no queríamos que se nos hiciera muy tarde porque teníamos que recoger a nuestra princesa.

Teníamos muchas ganas de verla, el viernes que fue nuestro primer día solos, estuvimos muy bien, el sábado como estuvimos entretenidos en el Monasterio de Piedra, también, pero nos acordamos mucho de ella y por la tarde y noche ya teníamos muchísimas ganas de verla y no parábamos de hablar de ella, jejeje! y el domingo nos morimos ya por estar con ella.

Así que nada más comer, nos pusimos en marcha. Tardamos unas 3 horas en llegar, parando una vez a merendar y estirar las piernas.

Al fin llegamos a Vila-real a recoger a la princesa. Sara y Pablo ya nos estaban esperando.

Quiero daros las gracias Sara y Pablo, por todo lo que hacéis por nosotros, siempre ahí apoyándonos y ayudándonos siempre que lo necesitamos. Os queremos !!!!!!!

Esperamos que os haya gustado el post. No todo va a ser culturismo, verdad?

 

 

 

Publicado en Diarios de viaje, Viajes para asistir a campeonatos de culturismo y etiquetado .

2 Comentarios

  1. Nosotros también os queremos. No lo dudes que siempre que nos necesitéis estaremos en las buenas y en las malas para eso están los amigos 😘
    Ahora a organizar la siguiente escapada que ya tenéis niñeros jejejeje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *